Confesiones reales de sexualidad

My Blog

Confesiones reales de sexualidad
Estas confesiones de cada mujer que muchas veces engañaron a sus maridos por aquella sexualidad que no tenían en sus hogares o bien en pareja en tanto que se sentían solas, por la mayor parte de sus maridos trabajaban demasiado sin dar le su tiempo a cada una de ellas o bien lo opuesto mujeres que solo también trabajaban de este modo solo su sede los engaños por ambos.
Soy una mujer heterosexual, si bien me agradaría considerarme una mujer con doble personalidad y muy excitante, lo que pasa es que todavía no me he toca do con la mujer que me haga sentir el clímax a pleno, para caer rendida a sus pies, mas creo que me pasará por el hecho de que me agradan los cuerpos femeninos con las curvas delicadas. Tengo 35años, estoy casada, y he tenido quince parejas sexuales de diferentes formas y tamaños, quizás más, pero nunca he llevado la cuenta o sea que quizá me haya olvidado de determinados. Este punto, primero, debo acotar mi sexo para poder localizarme a sí misma, como también proseguir una orientación sexual, simple/en pareja, y lo que sea asista a quien te lee a ubicarte. Esto es, si existe algún detalle que consideras que pueda asistirnos a comprender tu forma de vivir tu sexualidad, lo incluyes. Pues no me considero amada por haber tenido muchos y muchas relaciones sexuales sin tener en cuenta la cantidad que tuve.
Mis primeras relaciones sexuales fueron un desastre, porque mi novio no tenía ni la más remota idea de lo que era un clítoris y en el momento en que me tocaba, me acusaba de ser hábil. Estaba traumada, mas acabe estando con un casado (sí, lo siento, pero no por ella, sino más bien por lo enorme pene que me pegué yo) que sí sabía cómo somos las mujeres y desde ese momento he educado a muchos ignorantes por no saber dónde llega una mujer al haga bar y llegar lo rico que uno se siente. No les culpo, la responsabilidad es de la mala educación que recibimos todos por no saber explicar de qué manera hacer sentir a una mujer , mas cuánto daño nos hace a todos por la explicación de los caballeros por no demostrar lo que siente no importa el tamaño lo que importa es sentirlo y sentir el placer excitante que uno siente.

En el sexo no me corto un pelo. Me agrada todo. Cuando he estado con alguien me lo he comido entero, de la cabeza a los pies, sintiendo el placer de tenerlos a mis pies pasando siempre y en todo momento y con más ganas por el medio los hago sentir todo lo rico que se siente al comerme todo desde los pelos hasta los pies.

Me acuerdo ahora de un buen amigo, el 25cm le llamaba para poder cacharlo y sentir su grueso pene que Con él me encantaba todo, incluso que me atara a la cama, era un juego con el que ambos disfrutábamos. En ocasiones, lo sueño, ya que de que mi pareja actual no es muy de hacer el sexo ciento la vida rutinaria de todos y cada uno de los días, bueno es como llama a él a lo que no le convence.
Si bien sé que la espontaneidad suele considerarse más excitante y apasionada, prefiero saber de antemano que voy a tener un encuentro sexual para prepararme. Soy bastante presumida y suelo adquirirme ropa interior sexy para tener los entre mis piernas a toda, en general de encaje negro. A ellos les chifla y me siento deseada con todas las ganas de tener sexo por todos y cada uno de los lados.
Suelo emplear tanguita, porque sé, con solo mirarme, mi hombre se empalmará y me cacha como fuera la primera vez que nos vimos con toda y la emoción que nos comemos abesos desde arriba y los pies con tan solo mirar su enorme pene me trepo entre sus piernas.

Me agradaría hacer un trío: 2 hombres y yo. No creo que me gustara compartir a mi marido con otra… en tanto que lo rico lo sentiré como el asimismo ¿y si le gusta más qué?
Me mata saber que me mira cuando le hago una mamada. Puedo estar horas de esta forma. Y sé que se muere de placer para yo seguir de esta forma y poder le mamar todo el rato que desee.
Nos mandamos mensajitos pequeños al móvil. En ocasiones solo son 2 palabras, mas alimentan la excitación que sabemos explotará cuando pise la casa. En ocasiones, le escribo cosas íntimas al trabajo. Eso lo vuelve desquiciado de excitación que cundo sale solo deseamos cachar y comernos a besos.

“Si mi putita adorada” es el mejor piropo que puede decir mi hombre con sus encantos de princesa y los labios que se come hasta las bolas.
Hace unos meses adquiera un vibrador y fue todo un descubrimiento. Lo empleamos con frecuencia. Creo que en breve me va a dejar estrenarlo por detrás para de esta forma poder tener 2 cosas a la vez que excitante se siente al saber que será rico.
El pasado día, en mi trabajo, viendo una película porno, no me pude contener y me tuve que ir al baño a masturbarme ya que la tenía lejos sin poderla sentir entre mis brazos imaginaba su escultura cuerpo entre mis brazos sus piernas entre mi pene que se me vino la leche con tan solo imaginándomela y así hasta volverla a ver será que por el instante en que tengo satisfecho y sosegado mi pene.
Cuando la vuelvo a ver nos comemos a besos sin darnos cuenta de la hora desde los pies comenzamos para chuparnos los 2 iniciar sin poder terminar todo es diferente cuando llega los gritos que me hacen terminar besándola todo hasta su rica concha que me apasiona, la colita que tiene para poderla meter todo sin que quede nada hasta las trolas ingresan que se siente excitante, están rico que hasta mi leche se toma todo entre sus labios de esta forma terminamos los dos delimitados y con una sed que nos devoramos a besos en salivados.

Confesiones reales de sexualidad